Según las Constelaciones Familiares existe una transmisión de conflictos, patrones y comportamientos familiares que se trasmiten a través de generaciones y que determinan gran parte de los problemas psicológicos que manifestamos en nuestras vidas.Esto forma parte de la herencia psicológica que va implícita en cada historia familiar y se remonta a padres, abuelos, bisabuelos y demás miembros del linaje familiar.

  • Para Hellinger, estamos condicionados por una conciencia grupal o colectiva, que influye de manera inconsciente en todos los miembros de la familia. A través de ir haciendo consciente esta conciencia, podremos liberarnos de repetir patrones y conductas de nuestro sistema que nos enferman e insatisfacen.
  • El trabajo de Constelaciones observa esta red de vínculos en la que todas las personas estamos insertados y clarifica la dirección del amor de manera que se oriente al desarrollo y al crecimiento  y pueda renunciar a manifestarse en síntomas, limitaciones y desdichas.

La principal aportación de Bert Hellinger es la explicitación de los Órdenes del Amor sostenida en la idea de que el Amor crece y florece dentro de un Orden que da a cada miembro de la familia o del sistema un lugar de dignidad y respeto.
Todos somos miembros de una familia y estamos ligados por profundos lazos de amor y lealtad. En muchos casos este amor que nos puede llevar a la felicidad nos puede traer desdicha e incluso enfermedad.

Bert Hellinger observó, a lo largo de su trabajo con sistemas familiares, las dinámicas que conllevan identificaciones e implicaciones trágicas y que pasan de una generación a la siguiente. La muerte temprana de un miembro de la familia, cuando alguien fue expulsado u olvidado o se le negó la pertenencia, cuando hay injusticias y desequilibrios en el balance entre el dar y el tomar, son hechos, entre otros, que pueden tener efectos en las generaciones posteriores de manera totalmente inconsciente.Se observan dinámicas de seguir a la muerte a otra persona, querer morir y llevar cargas en lugar de otros, expiaciones de culpas de anteriores, etc. También, como base de muchas neurosis, se hallan los movimientos amorosos interrumpidos hacia los padres.

 

En el trabajo de Constelaciones Familiares las dinámicas e implicaciones que generan desdicha salen a la luz y, al restablecer los Ordenes del Amor, aparecen soluciones que hacen fluir el amor para el bienestar y el alivio de todos los miembros de una familia.